Conejo con pisto

¿Quién dijo miedo? ¡Volvemos con una receta con pimiento! No sabéis lo orgullosa que me siento de poder cocinarlo sin ponerme mala.

Esta semana ha tocado conejo con pisto y, aunque he sido incapaz de probarlo, os tengo que decir que tenía una pinta apetitosísima. Voy a probar de adaptar la receta a lo “Mañé” (sin pimiento) más adelante porque realmente te rugía el estómago sólo de contemplar el plato.

 

 

Ingredientes:

1 conejo cortado a cuartos

1 pimiento verde grande

1 pimiento rojo grande

(podéis añadir también un pimiento amarillo grande, y el pisto tendrá más variedad de colores)

6 tomates maduros grandes

1 calabacín grande

1 berenjena grande

2 cebollas medianas

2 dientes de ajo

1 copa de vino blanco seco

aceite, sal y pimienta

 

Preparación:

En una cazuela con aceite caliente, ponemos el conejo salpimentado. Lo doramos bien y lo retiramos.

Pelamos la berenjena y la cortamos a dados grandes que pondremos en agua y sal para que pierda el amargor. Cortamos también el resto de hortalizas (a los pimientos hay que sacarles el corazón y las pepitas): el calabacín y los pimientos a dados grandes (del mismo tamaño que la berenjena) y la cebolla a juliana (en tiras).

Picamos los dos granos de ajo y rallamos los tomates.

En la misma cazuela donde hemos dorado el conejo, ponemos a cocer la cebolla. Cuando empiece a dorarse, le añadimos el ajo picado y los pimientos. Debe cocer a fuego medio-bajo hasta que esté blandito. Entonces añadimos la berenjena y el calabacín, y dejamos que se cueza bien.

Tenéis otra alternativa que es cortar las hortalizas a tiras finas. Si lo hacéis así, podéis rebozar el calabacín y la berenjena con harina y luego freírlos antes de añadirlos al guiso.

Cuando tengáis las hortalizas blanditas, añadís el tomate rallado y el vino blanco, y lo dejáis cocer un rato más. Aquí tendréis que rectificar la acidez del tomate con una pizca de azúcar, y añadir sal y especias al gusto. Yo le puse pimienta y tomillo. En cocina no hay ciencias exactas, pero a lo largo de los años he aprendido que los sofritos y guisos, como mejor quedan, es con tiempo. Así que dejadlo a fuego medio-bajo y lo vais removiendo para que no se os enganche.

Una vez tenéis el pisto, añadís el conejo a la mezcla y lo dejáis cocer unos 15 minutos más.

 

 

Tiempo: 2 horas

Nivel: fácil

Observaciones: este es un plato que podéis servir tanto frío como caliente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s