Guinness Pie (para Sergio)

Me ha venido a la mente esta canción de mis primeros años de adolescencia y no he podido evitar colgárosla. Ahora entenderéis porqué.

Creédme, os lo digo en serio. No es que ahora de golpe y porrazo me haya vuelto loca y sólo cocine con cerveza… No es eso, de verdad.

Esta receta no ha sido idea de los Delicious… ¡nos la han pedido! Así que, Sergio, va por ti (prometo cocinártelo la próxima vez que vengáis a cenar a casa, porque manda huevines que lo prepare y no lo puedas catar). Y a los demás os digo que estamos encantados de que nos propongáis recetas para colgar en el blog. ¡Las cocinamos encantados!

Tengo que decir que cuando Miquel dijo “Guinness Pie” pensé en una receta de postres (que también las hay). Pero no, ésta es salada, con carne… ¡y está deliciosa! Pero rica, rica. No es muy complicada, pero lleva bastante rato, así que el día que os animéis a cocinarla aseguraros de tener unas cuantas horas por delante.

Ingredientes:

600gr de carne de ternera (para guisos: necesitáis que sean trozos gruesos)

400gr de cerveza Guinness

1 cebolla

2 zanahorias

2 dientes de ajo

champiñones (no sé, le he puesto 5 o 6)

400gr de tomates enteros pelados y su jugo (yo, como no tenía, le he puesto tomate triturado)

tomillo y romero

1 pastilla de doble caldo

1 huevo

2 paquetes de masa para pizza (¡importante! NO de hojaldre, de pizza)

Harina, sal, pimienta, aceite y un poquito de mantequilla

Preparación:

Cortamos chiquito la cebolla y la zanahoria, laminamos los champiñones y picamos el ajo.

Salpimentamos y enharinamos la carne.

En una cazuela de barro, a fuego medio-fuerte, marcamos la carne (3 o 4 minutos).

Bajamos el fuego un poquito, añadimos la cebolla cortadita y rehogamos un par de minutos, sin dejar de remover. Añadimos un poco de aceite si es necesario.

Añadimos la zanahoria, los champiñones y el ajo, removemos bien, y rehogamos un par de minutos más.

Regamos con el tomate triturado y la cerveza y desmigajamos la pastilla de doble caldo.

Espolvoreamos generosamente el tomillo y el romero. Removemos bien la mezcla.

Bajamos el fuego y dejamos hacer chup chup un par de horitas. Id removiendo de vez en cuando, veréis que al principio esta todo “muy suelto” pero poco a poco la salsa va espesando y tenéis que vigilar que no se os pegue el guiso a la cazuela.

Veréis que está listo cuando la salsa adquiera un color marrón oscuro y haya espesado mucho (podéis ayudaros de una cucharadita de maizena).

Calentamos el horno a 200º.

Untamos el molde con mantequilla y con uno de los paquetes de masa para pizza montamos el “culo” del pastel. Lo ideal es hacerlo en un molde para pasteles de los desmoldables. Tenéis que cubrir todo el “culo” y parte de los laterales. Este es quizás el paso más complicado.

Rellenamos con el guiso.

Con el otro paquete de masa para pizza hacemos la tapa del pastel. Vaya, que tapamos el guiso y juntamos los bordes con los laterales de la otra masa, pellizcando con los dedos.

Hacemos un cortecito en el centro de la tapa y la pintamos con yema de huevo mezclada con unas gotas de agua.

Horneamos hasta que la tapa quede doradita.

Tiempo: 3 horas y media.

Nivel: medio.

Observaciones: este pie puede hacerse también con carne de cordero y se le puede añadir queso.

Anuncios

2 comentarios en “Guinness Pie (para Sergio)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s