Restaurante Hofmann

Primero de todo, dar mil millones de gracias a Anna (la de los calabacines) e Ignasi. Aunque no pudieron venir a nuestra boda, porque acababan de ser padres de una preciosa niña (Chloe), se marcaron un detallazo regalándonos una cena degustación en el Restaurante Hofmann de Barcelona para cuando quisiéramos ir. Así que este post va dedicado a ellos.

Ayer teníamos ganas de hacer algo diferente y no se nos ocurría el qué. Hasta que a Miquel se le encendió la bombilla: teníamos el regalo de Anna e Ignasi. Así que pedimos hora y nos fuimos para allí. Dado que es el restaurante que regenta la escuela de hostelería que lleva el mismo nombre, ya nos imaginábamos que cenaríamos muy bien. Pero, haciendo justicia, eso es quedarse cortos, muy cortos.

La cena fue increíble, espectacular. El adjetivo que mejor la define es exquisita: tanto en referencia a todo lo que comimos como al trato recibido.

Os detallo el menú. Empezamos con una bandeja de aperitivos: crujiente de gelatina de kikos, gintonic de naranja sanguina, stickers de queso, croquetillas de jamón y ceviche de gambas. Deliciosos. Todos. Después nos trajeron un tartar de atún sobre cama de aguacate y un panecillo relleno de sobrasada. Riquísimos.

Este fue el entrante: terrina de micuit de foie con membrillo y salsa de reducción de vino tinto a los frutos rojos. Una sinfonía de sabores. El sello que veis era de chocolate y combinaba a la perfección con todo el resto.

El primer plato consistió en bogavante a la parrilla con verduritas crujientes de temporada y salsa de yuzu. Como diría Barney Stinson: sublime. Tanto el marisco como las verduras estaban al dente: crujientes y sabrosos.

Este fue el segundo: Carré de cordero asado con berenjena rellena de queso y su crema ahumada. Una explosión de sabores finísma que deleitaba el paladar.

Y los postres. ¡Mmmm! ¡Los postres! Y eso que yo no soy muy de dulce, pero ¡madre mía! Pastel de espuma de queso, mini Tatín con nata trufada, coulant de chocolate Guanaja y helado de mermelada de arándanos (que no me pude comer, porque me dan alergia, pero lo probé y me hubiese comido hasta el tarrito -que, por cierto, era comestible, tapa incluída-).

Con el café nos trajeron galletitas de mantequilla, mini pannacotta con mermelada de fambruesa y gominolas de fruta de la pasión (que, como no podíamos más, nos llevamos a casa).

El vino, buenísimo, un El Puntido, Rioja, que os recomiendo muy mucho.

Total, que disfrutamos de la mejor cena que hemos tenido en años y salimos casi rodando. ¡Un diez por Anna e Ignasi! ¡Menudo regalazo! Ni que decir tiene que volveremos.

Restaurante Hofmann

c/ La Granada del Penedès 14-16

08006 Barcelona

93.218.71.65

Cocina de autor

Observaciones: Reservad. A las nueve tenían todas las mesas llenas.

Puntuación: No le pongo un 10 porque va en contra de mis principios, pero tiene un 9,98.

Anuncios

2 comentarios en “Restaurante Hofmann

    • Marta Mañé Artells dijo:

      ¡Vaya! Pues yo lo disfruté muchísimo, la verdad. Igual como era un regalo de bodas nos trataron diferente, pero el hecho es que es de los mejores que he probado los últimos años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s