Tarta de Nutella y Café Starbucks

Sé que muchos lo estabais esperando!!

Postrecito o merienda fresco, aunque no ligero, para el verano. Chocolateando sin saturarse.

Esta receta hacía un montón de tiempo que la tenía en cola. Cuando Miquel me dijo que le apetecía pastel de chocolate, me vino como un flash. La saqué del blog Horno y Adorno, que tiene unas recetas estupendas.

Está riquísimo, pero tened en cuenta que necesitáis hacerlo el día antes de consumirlo porque necesita al menos 8 horas de nevera.

Ingredientes:

Para la base

70 gr azúcar glass

1o galletas tipo “Digestive” (yo utilicé las de chocolate con leche)

90 gr mantequilla derretida

Para la masa

40 gr de avellanas

30 gr de azúcar glass

150 gr de chocolate con leche (yo utilicé Nestlé)

5 cucharadas soperas de Nutella (o un tarrito de los de “vaso” entero)

1 chorrito de leche

250 ml de nata líquida para montar

230 gr de queso Philadelphia

Yo le añadí un par de taponcitos de esencia de vainilla

Preparación:

Precalentamos el horno a 180ºC.

Machacamos (con un mortero) o picamos (con picadora) las galletas hasta que queden como polvo.

Derretimos la mantequilla, vigilando que no  se queme. O en el microondas, o en una paella con el fuego bajito.

Mezclamos las galletas con la mantequilla derretida y el azúcar glas, y removemos bien con una espátula.

En un molde desmontable, echamos la mezcla. Con la ayuda de la espátula presionamos bien hasta que quede bien compacto.

Ponemos el molde en el horno unos 10 minutos.

Picamos las avellanas.

Montamos la nata con unas varillas eléctricas y reservamos.

Derretimos el chocolate al baño maría. Y hacemos lo mismo con la Nutella.

En un bol, mezclamos con unas varillas de mano el queso Philadelphia, la leche y el azúcar. Y lo batimos hasta que quede una masa esponjosa.

Añadimos el chocolate y la Nutella derretidos, la nata montada y las avellanas. Mezclamos bien con la espátula. Recordad que es mejor hacerlo con movimientos envolventes, para que la mezcla no pierda esponjosidad.

Vertemos la masa en el molde dónde teníamos la base de galleta. Lo tapamos con papel film y lo dejamos en la nevera un mínimo de 8 horas.

Tiempo: 8 horas y cuarto

Nivel: fácil

Observaciones: esta receta queda de lujo con lo que en casa llamamos Café Starbucks, y que viene siendo nuestro café de los domingos. Miquel es el especialista, os explico cómo va. En un vaso ancho, ponemos dos cubitos de hielo (de los grandes). Echamos un buen chorro de leche condensada. Cuando se enfría, añadimos el café y un chorrito de Baileys. Montamos nata y la ponemos por encima. Espolvoreamos con canela.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s